Optar por carnes con un menor aporte graso como pollo, pavo, conejo.