Mantener un horario fijo para las comidas principales.