Belleza: labios perfectos

Belleza: labios perfectos

0 185

El Nacional / Al maquillarlos

Si requiere que el labial perdure, aplique también base y polvos en los labios cuando lo haga en el resto del rostro.

Perfílelos con un delineador en un tono lo más cercano posible al color natural de su boca o al labial que esté empleando.

Si no domina la técnica, siga la línea natural de los labios al perfilarlos.

Use un pincel para aplicar el labial; le dará más control que hacerlo directamente con la barra.

Luego del color, aplique corrector o base y polvos en el contorno de los labios, para que luzcan más definidos.

Cuidados básicos

Evite morderlos o pasarles la lengua con frecuencia, pues esto los reseca y maltrata.

Manténgalos hidratados aplicando manteca de cacao, miel, aceite de coco, de almendras o de oliva.

Exfólielos al menos una vez a la semana. Puede hacerlo de forma sencilla pasando sobre ellos suavemente su cepillo de dientes. También puede mezclar un poquito de azúcar y algún aceite o miel.

Elija cuidadosamente los productos que use para maquillarse (algunos pueden tener compuestos abrasivos), evite bebidas muy calientes y exponerse de manera prolongada al sol, para prevenir irritaciones y la aparición de manchas o quemaduras.

Tonos sugeridos

Los expertos insisten en que no hay colores prohibidos, pero sí hay unos que favorecen más que otros. De acuerdo con el tipo de piel, estos son los que se recomiendan:

Pieles morenas: rojo carmesí, escarlata, ladrillo, melocotón oscuro, fucsia y rosa oscuro.

Pieles oliváceas: rojo oscuro, distintos tonos de morado y coral.

Pieles claras: cualquier tono de rojo, rosa y durazno.

Pieles muy claras: granate, cualquier tono de rosa, y durazno claro.