¿El café verde ayuda adelgazar?

¿El café verde ayuda adelgazar?

0 211

Confirmado / El café verde siempre ha existido, pero de un tiempo para acá ha cobrado protagonismo, ya que muchos expertos aseguran que es más sano que el negro. Todo este revuelo comenzó cuando la cantante Katy Perry atribuyó, en parte, su pérdida de peso a unos suplementos alimenticios con extractos de café verde.

 

 

A profundidad Tal y como indica Paula Rosso, directora del departamento corporal de Centro Médico Estético Lajo Plaza, este café puede ayudar en la pérdida de peso por una razón obvia: “Dentro de los polifenoles que contiene el café verde, el más importante es el ácido clorogénico, cuya importancia radica en su efecto modulador de la velocidad de absorción del azúcar en el cuerpo, lo que prolonga la sensación de saciedad ayudando al descenso de peso”, afirma la experta.

 

 

Este café tiene efecto saciante y, por tanto, puede ayudar a adelgazar. Pero nunca de forma milagrosa. De hecho, tal y como recalca la experta, “para tener la dosis de ácido clorogénico ideal habría que tomar más de 2 0 3 tazas al día de este café, lo que subiría también la dosis de cafeína, ocasionando ansiedad y taquicardia. Por eso recomiendo tomar suplementos de ácido clorogénico que contengan un 45% de este principio activo 3 veces al día”, afirma Rosso.

 

 

“Tomar más dosis no va a aumentar el efecto deseado de perder más peso, pero sí que va a incrementar el riesgo de efectos indeseados”, explica Sagrario Jiménez, experta en nutrición de Centro Médico Sagrario Jiménez. Y hace otro inciso: para que estos suplementos cumplan con su promesa adelgazante es necesario acompañarlos de una dieta hipocalórica y ejercicio físico. “Nunca hay que pretender que un tratamiento por sí solo sea el único remedio aplicado”, añade Jiménez. “La principal fuente de este ácido se encuentra en el café, pero también en otros muchos alimentos como; manzana, albaricoque, uva, mango, pera, ciruela, cacao, langosta, entre muchos más”, explica Sagrario Jiménez.

 

 

En resumen Asumido el hecho de que el café verde no es una varita mágica para perder peso, hay que aceptar que sí puede ayudar en dietas de pérdida de peso, conviene analizar otro de sus aspectos más comentados: su mayor capacidad antioxidante. Y es que el hecho de que sea un grano de café sin tostar hace que tenga mayor cantidad de polifenoles que el café negro. “Al no estar tostado se conservan mejor y se absorben en más cantidad”, explica Rosso.

 

 

 

Fuente: Vogue