Alertas ante el uso de los anticonceptivos

Alertas ante el uso de los anticonceptivos

0 258

El Tiempo / “Cuando se habla de métodos anticonceptivos ello se refiere a todo aquel proceso que va a evitar que la mujer tenga un embarazo. Sin embargo, se debe aclarar que hay una gran diversidad. Están los naturales, los de barrera para evitar enfermedades de transmisión sexual y los hormonales”, explica el ginecobstetra Juan Carlos Álvarez.

Álvarez destaca que el método natural más usado es el coitus interruptus.

“Este se da cuando el pene es retirado prematuramente de la vagina y el semen eyacula fuera. Suele ser un proceso incómodo, pues casi siempre alguno de la pareja queda insatisfecho en la sexualidad, además, no es seguro”.

Resalta que “el hombre por lo general no tiene el control del orgasmo, lo puede sentir fuera de la vagina, pero teniendo el pene dentro es posible que suelte espermatozoides así haya eyaculado fuera. Un espertazoide podría fecuandar un óvulo aún sin que haya habido penetración completa. En estos casos, el espermatozoide puede tardar hasta 18 minutos en llegar hasta el ovulo y fecundarlo, lo que provocaría el embarazo”.

Álvarez afirma que el anticonceptivo de barrera más común es el condón.

“Este tiene doble función; evitar un contagio de enfermedades de transmisión sexual y prevenir que los espermatozoides lleguen a la parte donde va a fecundar el óvulo”.

Agrega que “otro de barrera poco usado es el diafragma, lo que resulta incómodo porque se trata de una pieza flexible y fina con forma de disco que se coloca en el cuello uterino e impide la entrada del espermatozoide”.

Casos de emergencia

La ginecobstetra Sandra Rodríguez indica que la pildora del día después “es un anticonceptivo que se debe tomar sólo en casos de emergencia, como la rotura de un condón o en caso de una violación para evitar un embarazo no deseado”.

Añade que “este se debe tomar las primeras 42 horas después de haber tenido relaciones sexuales”.

Sin embargo, el ginecobstetra Juan Carlos Álvarez explica que “también puede ser ingerida en las 72 horas posteriores al acto sexual y en ciertos casos hasta después de cuatro días”.

Expresa que “hay píldoras del día después que traen tabletas con dos pastillas pero una es más que suficiente. Estas son 100% efectivas, aunque perderían su efecto si se combinan alcohol o drogas”.

Anticonceptivos masculinos

Álvarez dice que el anticonceptivo masculino más usado es el condón, pero que la vasectomín es de alta efectividad y muy empleada en EE UU y Europa.

“Es una operación ambulatoria para cortar los conductos deferentes. Después de esto los espermatozoides no pueden salir de los testículos”.

Destaca que hace un tiempo se hablaba de vacunas de anticoncepción para los hombres pero no tuvieron efectividad por causar una disminución de los niveles de testosterona. “Quizás en algún momento la recomienden, pero por ahora siguen prevaleciendo la vasectomía y el condón”, agrega.

Para la especialista Sandra Rodríguez “uno de los métodos más inafectivos es el condón ya que se puede romper mediante el sexo o venir roto.

El parche que utilizan en el brazo algunas mujeres tampoco es muy seguro; si la paciente pesa más de 65 kilos no es recomendable que lo use”.

Por otra parte, el especialista Juan Carlos Álvarez indica que en caso de una enfermedad de transmisión sexual se le debe aplicar tratamiento a ambos integrantes de la pareja.

“Si la enfermedad es recurrente es porque no hay un buen tratamiento. Cuando los ginecólogos le asignan un medicamento a las damas también se lo mandan al hombre para que los dos se traten. De ahí la pertinencia del preservativo”.

Cuidados ”Los métodos anticonceptivos deben usarse bajo indicaciones médicas. Es ideal que una joven, al iniciarse en la actividad sexual, visite al ginecólogo para establecer un método de control de natalidad. Debe someterse a una evaluación para indicarle un anticonceptivo que se adapte a su cuerpo”, explican los ginecobstetras.

Precaución Según la web www.mirena.com, las inyecciones anticonceptivas contienen hormonas que hacen que el cuerpo deje de liberar óvulos. La nota explica que estas pueden colocarse una vez al mes o cada tres meses, pero que después de cuatro inyecciones la mayoría de las mujeres dejan de tener la menstruación de por vida.