10 formas de sustituir las harinas de tu dieta

10 formas de sustituir las harinas de tu dieta

0 199

Confirmado / Ya sea porque necesitas seguir una dieta libre de gluten, reducir tu consumo de carbohidratos o ingeniártelas para hacer tus recetas favoritas, esta nota seguro te resultará muy útil a la hora de sustituir las harinas en tu dieta

 

 

Lo mejor de las alternativas que te presentamos es que puedes incluirlas en cualquier preparación que tengas en mente: tortas, panes, panqueques. Solo ten en cuenta que algunas van mejor con lo dulce y otras con lo salado. ¿Qué dices, te animas a probarlas todas?

 

 

1. Harina de almendras. Contiene vitaminas, minerales y fibra. Aporta humedad, sabor y textura. Es muy común que la utilicen personas que estén a dieta.

 

 

2. De avena. Ésta le brinda una textura diferente a los productos y también le aporta proteínas, fibras, vitaminas y minerales a las recetas sin gluten. Ideal para saciar el hambre.

 

 

3. Yuca. El resultado es un almidón sin sabor, alto en hidratos de carbono y bajo en proteínas. No es precisamente lo ideal para bajar de peso, pero es perfecta para sustituir la harina de maíz.

 

 

4. Harina de coco. Contiene proteínas y es muy alta en hierro y en fibras. Si lo que queremos es lograr un buen aporte nutricional en nuestras comidas esta es la harina que necesitamos usar en postres.

 

 

5. Harina de garbanzos. Es rica en proteínas y fibras. Le aporta humedad, buena textura y calidad nutricional a los platos sin gluten. Podemos recurrir a ella al hacer algún aperitivo.

 

  alternativas-para-sustituir-la-harina

 

 

6. Harina de arroz. La harina de arroz blanco contiene proteínas e hidratos de carbono, mientras que la harina de arroz integral contiene proteínas y hierro. Ambas aportan fibra a las recetas.

 

 

7. Harina de papa. Al igual que otros almidones, la papa es rica en hidratos de carbono y baja en fibra y nutrientes. Sin embargo, puede resultar útil para esas recetas con las que rompemos la dieta.

 

 

8. Harina de quinoa. Es una gran fuente de proteínas. Contiene también fibra, calcio y hierro. Se puede emplear en las recetas para mejorar la calidad nutricional. Además, su sabor es delicioso.

 

 

9. Harina de plátano. No es precisamente la más común, pero tiene un gran sabor. Se puede combinar con las demás alternativas o con linaza para acompañar nuestros almuerzos de forma creativa.

 

 

10. Maicena. Se utiliza mucho en la repostería. Y al igual que la opción anterior puede mezclarse con otra alternativas.

 

 

 

Eme de Mujer