Tarta de queso y mango al amaretto

Tarta de queso y mango al amaretto

0 281

Confirmado /  

Sea para un desayuno caprichoso, para servir como postre o en la merienda, esta tarta de queso y mango es una receta que satisfará los paladares más exigentes, combina sabores suaves, texturas cremosas, tiernas y crujientes, y además resulta ligera. Y no sólo eso, la elaboración es muy sencilla, incluyendo la elaboración de la masa base, únicamente es un proceso largo por los tiempos de refrigerado y de cocción.

 

La Tarta de queso con mango al amaretto es un dulce que nos ofrece también algunas variantes, podemos aprovechar las frutas de temporada, siempre haciendo láminas finas de la misma. Son ideales las frutas con hueso, albaricoques, melocotones, nectarinas, paraguayos, ciruelas y también le va muy bien el plátano. El particular aporte del amaretto es un matiz muy interesante en el sabor, pero si no disponéis de él lo podéis sustituir por un licor que combine bien con la fruta y el queso.

  Ingredientes

200 gramos de harina de repostería, 75 gramos de azúcar glas, una pizca de sal, 75 gramos de mantequilla (y un poco más para el molde), 1 huevo (L),unas gotas de esencia de vainilla.

 

Relleno 300 gramos de queso batido (utilizamos el descremado),100 gramos de azúcar,2 huevos,15 gramos de Maizena,15 gramos de Amaretto,1 mango grande,almendra cruda picada,azúcar glas.

 

 

Elaboración Mezcla la harina, la sal y el azúcar para a continuación, tamizar los tres ingredientes dejándolos caer en la mesa de trabajo o en un cuenco amplio para preparar la masa. Corta la mantequilla en dados e incorpórala a la harina, añade también la esencia de vainilla.

 

Frota con la yema de los dedos la mantequilla y la harina para que se vayan integrando, bate ligeramente el huevo y únelo al resto de ingredientes, y continúa mezclando hasta obtener una masa homogénea, pero sin amasar demasiado, no importa que haya algún grumo, recuerda que es una masa ‘arenosa’.

 

Haz una bola con la masa y envuélvela en film transparente para refrigerarla durante media hora aproximadamente, hasta que se haya endurecido y se pueda amasar con el rodillo de cocina para hacer la base de la tarta.

 

Unta un molde de tarta con mantequilla, espolvorea un poco de harina y cubre con la masa como puedes ver en la galería de imágenes de la masa quebrada. Pincha la masa con un tenedor para que no suba en introdúcela en el horno precalentado a 200º C durante 15 minutos, esto es cocer la masa en blanco.

 

Mientras tanto prepara el relleno, pon en un recipiente el queso batido, el azúcar, los huevos, la Maizena y el amaretto y tritura a baja velocidad para no crear burbujas, hasta conseguir una crema algo densa. Cuando la masa sucré esté lista, vierte la mezcla de queso y amaretto y vuelve a introducir en el horno, bajando la temperatura a 180º C. Hornea durante 35-45 minutos, hasta que la tarta de queso haya cuajado.

 

Prepara el mango, pélalo y córtalo en finas lonchas que después cortarás en medias lunas. Una vez que la tarta de queso esté hecha retírala del horno y coloca las láminas de mango de forma armoniosa, reparte las almendras por la superficie al gusto y espolvorea un poco de azúcar glas. Introduce la tarta por última vez en el horno, con el grill encendido, hasta que el mango esté tierno y empiece a dorarse.

 

Retira la Tarta de queso y mango al amaretto del horno y déjala enfriar. Una vez fría, consérvala en el frigorífico hasta el momento de servir, momento en el que también espolvorearás la tarta con azúcar glas. ¡Buen provecho!

 

 

http://gastronomiaycia.republica.com/

SIMILAR ARTICLES