Crecen padecimientos cardíacos entre jóvenes

Crecen padecimientos cardíacos entre jóvenes

0 218

El Informador / GUADALAJARA, JALISCO (18/JUN/2016).- Eduardo Cruz Rivas tenía 35 años y su vida era normal. Vivía con su esposa, una hija de casi tres años y un bebé de dos meses. Era un hombre que iba al gimnasio y tenía una vida que, según él, creía sana.

Un día, al salir del gimnasio, aparecieron síntomas que jamás había tenido. Empezó a sudar, le palpitaba el corazón, le dolía la mandíbula, los ganglios y los oídos. Pensó que era un infarto, pero no lo fue. Se trataba de un caso de angina de pecho, que se presenta cuando no hay suficiente irrigación sanguínea al músculo cardíaco.

Lo extraño era que ese cuadro se presentara en una persona tan joven, le decían los médicos. Sin embargo, esta situación se ha agravado en los últimos años: hasta tres de cada 10 padecimientos del corazón ocurren en personas jóvenes, de acuerdo con el presidente de la Sociedad Mexicana de Cardiología, Erick Alexanderson.

“Antes casi no veíamos jóvenes… hoy es muy común tener pacientes de veintitantos con problemas, pues tres de cada 10 jóvenes tienen problemas con el corazón”.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en México y en todo el mundo, y están relacionadas con otras patologías como la diabetes y la hipertensión.

El especialista señala que existen ciertos factores que predisponen a las personas a padecer enfermedades cardiovasculares, y los más importantes son el tabaquismo, la hipertensión, el colesterol alto, el azúcar alto, el sedentarismo, sufrir estrés permanente, ser obeso y padecer síndrome metabólico.

Aun cuando, en comparación con los adultos, los jóvenes no figuran en la mayoría de las muertes por enfermedades cardiovasculares, es común que por su misma condición de edad no reciban el tratamiento adecuado y a tiempo. Por eso cuando llega un evento es más grave.

“Hemos visto en los últimos meses o años, deportistas muy jóvenes que mueren súbitamente en campos de futbol. Uno pensaría que es la persona más sana del mundo y mueren, pero tienen como antecedentes la hipertrofia del músculo cardíaco, generación de arritmias o infartos del miocardio”.

En el caso de Eduardo, los médicos le dijeron que su caso era atípico, pues tenía algunos de los factores, más no todos. Fumó durante su época de escuela, pero hacía mucho de eso.

Sin embargo, después de algunos estudios, le fue detectada la hipercolesterolemia severa, un aumento exagerado del colesterol en el organismo, el cual evita que haya una adecuada irrigación de la sangre. Esto, aunado a sus malos hábitos alimenticios, con amplios ayunos y un trabajo administrativo nocturno de las 20:00 a las 08:00 horas, contribuyeron a que su cuerpo le pusiera un alto con un problema de salud.

Se recupera lento con tratamiento biotecnológico

La severidad del caso de Eduardo requirió una cirugía de urgencia a corazón abierto para darle una mejor circulación al corazón. Le colocaron unos puentes venosos que contemplaban que duraran 20 años, pero sólo resistieron ocho. Por eso en el 2015 volvió a tener un episodio de angina de pecho.

“Hasta la fecha no lo he superado, tienes latente eso… a raíz de ese evento, me dijeron que el corazón está creciendo por falta de flujo sanguíneo y me pusieron tres endoprótesis coronarias y sigo en tratamiento”.

Los médicos prácticamente desahuciaron a Eduardo. Su fuerza e irrigación coronaria era de apenas 25%, a tal grado que cuando comía tenía que quedarse sentado para que la poca energía que tenía no se le gastara y pudiera hacer su digestión de manera adecuada.

Eduardo fue invitado a un protocolo médico con el laboratorio Sanofi, a través de un nuevo medicamento biotecnológico para el colesterol, que recientemente entró al país.

El paciente ahora tiene 43 años y desde hace ocho meses está sometido al tratamiento para mantener saludables sus niveles de colesterol.

“Sigo dieta, tratamiento y ejercicio… ahora puedo realizar actividades que hace un año no. La recuperación ha sido muy buena, recuperé la fuerza e irrigación en el corazón de un 35% a un 40%, entonces me dicen que los primeros tres meses logré eso. Me dicen que vamos bien, hay gente que para esto tardaba hasta cinco años”.

Principales causas de muerte en Jalisco en 2014

Diabetes 5,447 Enfermedad isquémica (infarto) 4,899 Enfermedades cerebrovasculares 1,883 Enfermedad hipertensiva 1,482

Urgen mejores campañas

En México, muchas de las campañas de salud más frecuentes están dirigidas a problemas como el cáncer, que llevan un proceso prácticamente sencillo.

La mujer va a realizarse un papanicolau o una mastografía, y posteriormente, si resultó tener un tumor maligno, se le deriva a algún hospital para ser tratada. En el caso de obesidad, lo que hace el sector salud es recomendar, pero no resuelve, reconoce el miembro titular de la Sociedad Mexicana de Cardiología, Luis Alcocer Díaz-Barreiro. “En el tema cardiovascular te dicen que te midas la barriga y, luego, si estás gordo, ¿qué vas a hacer si el Estado no tiene nada listo para los obesos? Te está diciendo: mídete, chécate, pero no te mandan a ningún lugar”.

Señala que una campaña que no tenga un destino resolutivo, no tendrá el efecto esperado. Se requiere de todo un plan de atención para poder disminuir riesgos en la persona.

“Las campañas de recomendaciones no sirven, entonces, las campañas cardiovasculares deben ser más fuera de la voluntad de cada persona, porque no van a hacer lo que les digan”.

Matan más que el cáncer

A lo largo de 2014, en Jalisco fallecieron cuatro mil 899 personas por un infarto. A estas se suman las muertes por diabetes, enfermedad cerebrovascular e hipertensión, lo que da como resultado un total de 13 mil 711 muertes (la estadística 2015 está en proceso).

Los decesos no se dieron por la enfermedad en sí, fueron las complicaciones cardiacas de estos padecimientos los que llevaron a la muerte a las personas, señala el jefe del Departamento de Medicina Preventiva de la Secretaría de Salud en Jalisco (SSJ), Alberto Ocampo Chavarría.

En el mismo periodo, en la Entidad fallecieron dos mil 618 personas a causa de cáncer en diferentes partes del cuerpo, como tráquea, próstata, mama, colon, hígado y estómago. Esto significa que las enfermedades crónico-degenerativas y sus complicaciones matan más jaliscienses que los tumores malignos, aunque la gente tema más a la palabra cáncer que a la palabra obesidad o diabetes.

“Si sumamos las tres causas (que serían diabetes, enfermedades cerebrovasculares e hipertensión), son más de ocho mil (muertes en 2014 en Jalisco), porque van vinculadas todas como complicaciones… y todas tienen que ver con el corazón”.

El panorama epidemiológico de las enfermedades crónico-degenerativas en todo el país es poco alentador.

Los datos de la última Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) del Inegi detallan que en México, siete de cada 10 adultos tienen sobrepeso y obesidad.

Ocampo Chavarría explica que la obesidad y los malos hábitos de vida, como el sedentarismo y una inadecuada alimentación, son los principales factores para la presentación de enfermedades como la diabetes e hipertensión, las cuales, de no atenderse y controlarse, tienen complicaciones graves que llevan a la muerte, como las relacionadas con el corazón.

Por ejemplo, la hipertensión subió su índice de mortalidad, de 13.65 muertes por cada 100 mil habitantes en el año 2006, a 18.91 en 2014.

“Los diabéticos pierden 12 años de vida productivos, mientras que en los hipertensos son hasta 15 años… los jóvenes que llegan a tener infartos o problemas cardiovasculares por esta razón, eso les puede llevar a una muerte prematura”.

Clave, reducción del consumo de tabaco

El consumo de tabaco representa uno de los principales factores de riesgo para la presentación de enfermedades cardiovasculares.

La Fundación Española del Corazón refiere que la persona que fuma tiene tres veces más de probabilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular, por encima de las personas que no tienen esta adicción.

La nicotina produce un daño en las paredes internas coronarias y afecta la coagulación de la sangre, además de que aumenta los niveles de colesterol en el organismo y disminuye el oxígeno.

El pasado cuatro de junio se celebró el Congreso Mundial de Cardiología y Salud Cardiovascular, en la Ciudad de México, donde la Federación Mundial del Corazón dejó firmado el legado “Declaración México” para prevenir las enfermedades cardiovasculares en el país, el cual consiste en hacer acciones para disminuir al máximo el tabaquismo.

Se trata de una invitación que la Federación hace a México para continuar avanzando con el plan de la Organización Mundial de la Salud (OMS), con miras a reducir en 25% las enfermedades cardiovasculares en el año 2025.

Esta meta es alcanzable, manifestó el presidente de la Federación Mundial del Corazón, Salim Yusuf, pues, de lograrla, se tendría como resultado evitar dos millones de muertes prematuras por infartos o eventos vasculares cerebrales.

CRITICAN FALTA DE ACCIONES

A pesar de que México fue el primer País de América Latina en ratificar el Convenio marco contra el tabaco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) hace una década, todavía no se ha logrado disminuir la incidencia del tabaquismo. Por lo tanto, no se han podido bajar los índices de enfermedades directa o indirectamente relacionadas con el humo de tabaco.

La directora para Latinoamérica y El Caribe de la Campaña para Niños Libres de Tabaco (Campaign for Tobacco-Free Kids), Patricia Sosa, indicó que está comprobado que el adolescente que comience a fumar antes de los 18 años, tiene altas probabilidades de que sea un fumador de por vida.

Esto le restará años de vida a este adolescente, y le aumentará la posibilidad de padecer enfermedades cardiovasculares o cáncer, entre otras patologías.

“Desafortunadamente no tenemos una historia bonita qué contar sobre el control del tabaco en México. Aunque hubo un comienzo muy exitoso de todos los países grandes de Latinoamérica, es el único que no tiene una ley 100% libre de humo, que prohíba fumar en el interior de todos los sitios”.

Los integrantes de la organización, que tiene 20 años de historia, estuvieron presentes en México para acompañar a los cardiólogos interesados en impulsar una ley de espacios libres de humo, a través de una movilización para juntar firmas en papel y electrónico, para llevarlas al Congreso de la Unión.

“Contar con espacios libres de humo es una de las mejores medidas para reducir el riesgo de padecer y morir por enfermedades cardiovasculares. Son 16 países libres de humo en las Américas, pero no México, por eso estamos aquí, apoyando, para que el Congreso apruebe la ley 100% libre de humo”.

Colesterol, factor de riesgo en la mitad de mexicanos

Cerca del 50% de los mexicanos tiene un nivel de colesterol inadecuado, lo que representa un riesgo alto para la salud cardiovascular.

El problema está en que los altos niveles de colesterol no dan síntomas, hasta que se presenta un infarto o algún padecimiento del corazón.

El parámetro común de un colesterol en buen nivel, es tener 200 miligramos por decilitro en sangre. No obstante, este criterio no puede ser generalizado para todas las personas, pues hay quienes con un nivel de 200 ya están en riesgo de un evento cardiovascular, ya que son hipertensos, diabéticos u obesos .

El académico emérito de la Academia Nacional de Cirugía y miembro titular de la Sociedad Mexicana de Cardiología, Luis Alcocer Díaz-Barreiro, lamenta que de ese 50% de los casos de colesterol elevado, apenas el 10% de las personas es consciente de ello.

Además, falta mucha sensibilización de parte de los médicos de primer contacto pues, muchas veces no toman en cuenta todo el caso y se basan únicamente en los niveles que salen en los resultados de laboratorio.

“Cuando uno va con el médico y le dice que su colesterol tiene 208, le indica: ‘Está bien, no está mal, sólo no coma huevos…’. Pero el paciente puede estar en un riesgo enorme porque quizá sea obeso o sedentario, y los niveles altos del colesterol lo pueden llevar a la muerte”.

El especialista recomienda que, una vez diagnosticado el colesterol alto en la persona, aunque tenga una dieta balanceada y haga ejercicio, no se bajará si no se toma un medicamento para regularlo.

NI LA ALFALFA AYUDA

La persona que tiene problemas de colesterol, “aunque coma alfalfa, no le va a bajar”, advierte Alcocer Díaz-Barreiro. Lo recomendable es que mediante un test se vayan descartando los diferentes factores de riesgo. Y para una enfermedad cardiovascular hay que tomar en cuenta al menos siete.

Esto se debe hacer en las personas mayores de 30 años: se prenden focos rojos si tiene más de 200 miligramos de colesterol, más de 120 de presión, más de 100 de azúcar en sangre, si fuma, si hace o no actividad física, si lleva una dieta sana y si tiene obesidad.

“Si una persona tiene espontáneamente estos siete factores bien, su probabilidad de tener un problema cardiovascular es bajísima; pero uno de cada 10 mil mexicanos mayores de 30 años tiene los siete factores de manera espontánea”.

BUENAS PRÁCTICAS

Uruguay, el ejemplo a seguir

Prueba de que las acciones contra el tabaco funcionan, es lo que ha hecho Uruguay, que pasó cinco años implementando todas las leyes del Convenio Marco de la OMS, como tener espacios libres de humo, advertencias sanitarias, pictogramas en cajetillas de cigarro y prohibición total de la publicidad.

“Cuando los países han aprobado leyes de espacios libres y las cumplen, de los beneficios más inmediatos que hay es la disminución en ataques del corazón, es impresionante cómo las salas de emergencia empiezan a documentar que están recibiendo menos casos de ataques del corazón, simplemente que ya no se permite fumar en espacios cerrados”, subraya Patricia Sosa.

GUÍA

Las alertas

Fatiga o dificultades respiratorias

La dificultad para respirar aparece antes de numerosos infartos, sobre todo entre las mujeres. Esta puede comenzar meses antes de un ataque al corazón.

Normalmente se acompaña de una gran fatiga.

Sudoración excesiva

Sudar más de lo habitual, aunque no se realice ejercicio, puede ser una señal de que el corazón tiene un problema.

Esto es porque el bombeo de sangre a través de arterias obstruidas requiere que el corazón haga un esfuerzo mayor al habitual. Estos síntomas pueden aparecer días antes de un infarto. Se debe acudir al médico cuando hay sudores fríos sin causa aparente.

Indigestión y vómitos

Algunos paros cardíacos vienen precedidos por problemas digestivos. Antes se presentan náuseas y vómitos. Son los síntomas más difíciles de asociar con un paro cardíaco.

Dolor en el pecho

Es cierto que no todos los infartos están precedidos de dolor en el pecho, pero es el síntoma más frecuente. El dolor torácico dura en promedio 15 minutos, por lo que puede extenderse hasta la espalda, brazos y hombros, sobre todo en el lado izquierdo.

En numerosas ocasiones viene y va, pero llegará tarde o temprano el infarto.

CLAVES

Las recomendaciones

México. Las enfermedades del corazón ocupan el primer lugar como causa de muerte por bien definidas causas relacionadas, principalmente, con malos hábitos alimenticios, inactividad física, y tabaquismo, confirma la Secretaría de Salud Federal.

Alimentación. El sobrepeso y obesidad que hoy afecta a la población mexicana se debe a la dieta alta en harinas, azúcares y grasas saturadas que, aunado al consumo de refresco, aumenta el problema.

Hábitos. Por eso es indispensable cambiar el estilo de vida, como dejar de fumar, reducir el consumo de alimentos con elevado contenido en grasas saturadas, azúcar y sal, comer más frutas y verduras, limitar las bebidas alcohólicas y realizar, al menos, 30 minutos de actividad física.

Herencia. Aunque no se pueden cambiar factores como los antecedentes familiares, un cambio de estilo de vida puede ayudar a evitar las enfermedades del corazón, como la cardiopatía coronaria, las arteriopatías periféricas, la cardiopatía reumática, la cardiopatía congénita, las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares. Una alimentación sana, consumo moderado de alcohol, dejar de fumar y el ejercicio regular resultará, sin duda, en una buena salud.

Sigue: #DebateInformador

¿Cuál considera que es la principal causa del incremento de estas enfermedades en la población joven?

Participa en Twitter en el debate del día @informador