7 situaciones incómodas de pareja que pasas cuando aún no vives con...

7 situaciones incómodas de pareja que pasas cuando aún no vives con él

0 202

Confirmado / El amor es maravilloso, es increíble, es lo mejor que nos puede pasar, pero es totalmente humano y a veces nos lleva a vivir cosas un tanto extrañas.

  Si no me crees presta atención a estas situaciones incómodas de pareja que te pueden pasar cuando todavía no comenzaste a convivir con tu pareja. ¡Sígueme!

 

#1 Estás en su casa y tienes un deseo irrefrenable de ir al sanitario

 

 

¡Es horrible! Pero al fin y al cabo somos humanas, ¿no? Todo nuestro pensamiento se reduce a ir al baño lo más rápido posible. ¡Aunque resulte incómodo!

 

 

#2 ¡Roncas!

 

 

No hace falta convivir para quedarnos a dormir con nuestra pareja una noche. Lo incómodo en este caso es que podemos roncar sin darnos cuenta.

 

 

No es algo digno de una princesa, mucho menos cuando parece que hay un animal furioso enjaulado en el cuarto.

 

 

#3 Tus platillos no son tan deliciosos

 

 

Si bien pueden salir a comer a un restaurante, a veces es lindo quedarse a cenar en casa. El problema surge cuando tú no sabes cocinar. ¡Que cocine él!

 

 

#4 No sabías que le gustaba tanto el fútbol

 

 

#5 Tus suegros comen con ustedes

 

 

No hay nada más incómodo que comer con los suegros cuando no hay confianza total. Es difícil encontrar temas para conversar sin meter la pata.

 

 

Lo mejor en estos casos es estar con tu pareja en la cocina y ayudarlo a preparar la comida.

 

 

#6 Que tú o él digan otro nombre mientras tienen sexo

 

 

¡Horrible! Un lapsus espantoso que luego es muy difícil de explicar.

 

 

#7 Ir al baño… y que él esté allí

 

 

No sé si te pasó alguna vez, pero a mi sí. Resulta que mi pareja tenía un gato que tenía la costumbre de sentarse en las piernas de la gente. Un día yo no tuve la mejor idea que ir a visitarlo con un pantalón blanco. Obviamente que el minino vino a sentarse encima mío para saludarme, pero tenía sus patas embarradas por completo. Corrí al baño para limpiarlo y mi mala suerte continuó porque mi pareja estaba allí en ese momento haciendo sus cosas. No fue una linda experiencia y no pude evitar sentirme muy pero muy incómoda en ese momento. Si te preguntas por mi pantalón, por fortuna pude limpiarlo y quedó como nuevo.

 

 

iMujer

SIMILAR ARTICLES