Elige tu propia aventura

Elige tu propia aventura

0 343

Pagina 12 / “Lo confieso: alguna vez fui una chica light. Me compraba postrecitos diet a la salida del trabajo, contaba calorías y cenaba ensaladas con mucha lechuga, poco aceite y nada de gracia. Creo que nunca tuve más rollos que en esa época: especialmente, rollos en la cabeza”, cuenta con total sinceridad Natalia Kiako, antes de explicar cómo una mayor conciencia de su alimentación, y un placer renovado por la cocina, le cambiaron la vida. Los resultados están a la vista: esta licenciada en Letras y amante amateur de la gastronomía le fue encontrando el gustito a las recetas caseras sanas y las fue subiendo a su blog Kiako The Cook con tanto éxito que ahora acaba de reunir 88 de ellas en un bello libro. Una especie de “Manual de autoayuda en la cocina saludable”, como dice el subtítulo, aunque es, más que eso, un volumen lleno de ideas sencillas para abandonar un poco los alimentos procesados y poner nuestras propias manos al servicio de nuestros platos, sin falsas pretensiones gourmet.

“Estas recetas son abiertas de muchas maneras. Invitan a cambiar ingredientes o adaptarlas según el gusto y la necesidad de cada quien. Son más una puerta de entrada, una forma de cocinar, que recetas al pie de la letra”, aclara Kiako en las primeras páginas de Cómo como, desmarcándose de las tendencias culinarias de moda sin encasillarse en ninguna. Y es ese espíritu de apertura y de libertad el que efectivamente logra transmitir en cada uno de los platos que propone, con su escritura juguetona, y en cada una de las hermosas fotos que pueblan el libro; Kiako prepara manjares vegetarianos en la cocina de su casa de Almagro, ofreciéndole a su pequeña hija Julia una porción de las preparaciones para que se vaya familiarizando con los sabores y las texturas. Llenos de colores, los de Kiako son platos sanos, nutritivos, sin harinas blancas ni azúcar refinada, que pueden volverse raw, veganos, vegetarianos o carnívoros según el gusto, y son, sobre todo, sencillos y originales, como los infalibles bollitos de mijo, el guiso hindú de garbanzos chana masala, el budín de banana, los heladitos caseros, o el supremo marquise de chocolate con avena y leche de coco.

Divididas por capítulos según los grupos de alimentos (cereales y semillas, legumbres, frutas, vegetales, carnes y lácteos), las recetas de Cómo como cumplen su objetivo: provocan ganas irrefrenables de cocinar, de aprender, de invitar amigxs para que prueben una versión propia de sus platos. Reconquistar enérgicamente el espacio de la cocina, curiosear y probar ingredientes (como en las jugadas “combinaciones inesperadas que son un gol”), dedicarle tiempo a nuestra alimentación, y sobre todo hacerlo con amor, implica también resignificar los roles que históricamente tuvieron las mujeres en la casa, confinadas a tener siempre la comida lista. Que podamos disfrutar y ocupar ese terreno con una conciencia renovada sobre qué comemos es parte de la cruzada de Kiako, apoyada por Soledad Barrutti, la autora del ya célebre libro Malcomidos, que “vio este libro mucho antes que yo”. Y sin querer adoctrinar a nadie, Kiako reflexiona también sobre cómo alimentar a lxs más pequeñxs de la casa, todo un desafío en tiempos de delivery y comidas rápidas: “Estamos acostumbrados a los dogmas (gastronómicos y de los otros). Desde que mi hija empezó a comer, las guías disponibles para su nutrición parecieran ser solo dos: la convencional, que sugiere las mismas vainillas con leche para la merienda desde hace cincuenta años; y las dietas veganas a rajatabla, que destierran una enorme cantidad de alimentos de la mesa. Nosotros vamos eligiendo un poco de cada lado: le damos de todo, pero mejor si es orgánico; elegimos cereales integrales sin prohibir la harina, evitamos los productos empaquetados, y postergamos los lácteos mientras tomara mucha teta. Comer es siempre un ‘elige tu propia aventura’, un placer y a la vez una responsabilidad personal”.

Cómo como. Un manual de autoayuda en la cocina saludable (Sudamericana) 208 páginas.