Por qué tenemos mal aliento, y cómo podemos evitarlo

Por qué tenemos mal aliento, y cómo podemos evitarlo

0 359

La Nacion / El café causa mal aliento y el perejil lo previene. Estos son dos mitos sobre el mal aliento que no son verdad. Esto según un estudio publicado en la revista Oral Health. Y lo que es más sorprendente es la conclusión de que, aunque es más que posible que el tabaco cause halitosis, no hay evidencias firmes.

Hasta el momento no se han encontrado pruebas sobre una relación directa entre el tabaco y el mal aliento, aunque si favorece a que se seque la boca, lo que puede provocar enfermedad de las encías.

El estudio realizado por Robin Seymour, periodontólogo y profesor emérito de ciencias dentales en la Universidad de Newcastle, identificó la enfermedad de las encías como la causa principal de los olores desagradables en la boca.

Estado de ánimo Foto: Thinkstock Curiosamente el humor de la persona también puede afectar. En las personas que están convencidas de que su aliento huele, a pesar de que no hay evidencias de que tengan este problema, se han encontrado niveles altos de la hormona del estrés (cortisol) en la saliva.

Del mismo modo, las personas que tienen miedo de ir al dentista son más propensas a sufrir de halitosis. Sin embargo, el profesor Seymour señala que “este puede ser un circulo vicioso en el que el miedo al dentista conduce a que la enfermedad periodontal no sea tratada”. Otras causas confirmadas del mal aliento incluyen el envejecimiento, la placa de revestimiento en la lengua y algunos antidepresivos.

Cómo saber si tenés mal aliento En una encuesta realizada por el enjuague bucal Dentyl Active casi nueve de cada diez personas se mostraron preocupadas por su aliento, mientras que más de un tercio dijo que el mal aliento era una de las razones por las que descartaban a una pareja.

Pero saber si tenés mal aliento no es fácil, según Seymour. “Una técnica es la de lamer tu muñeca y dejar que la saliva se seque antes de oler la zona. Otra es la de rascar la lengua con una cucharita y oler el residuo recogido”, dijo el experto.

Según el National Institute for Health and Care Excellence hay tres tipos de halitosis:

Transitoria, cuando los problemas del mal aliento se deben a la ingesta de alimentos, como el ajo y la cebolla

Patológica, causada generalmente por la enfermedad de las encías y la mala higiene oral

Psicosomática, que se produce cuando alguien está convencido de que su aliento huele, pero no hay ninguna señal de un problema.

Cómo prevenirlo Foto: Thinkstock El primer paso para buscar una solución al mal aliento es descartar la enfermedad de encías. Por ejemplo, el sangrado de encías al cepillar los dientes es un indicio de problemas peridontales. Según el estudio de Seymour, mascar menta resuelve la causa, mientras que masticar chicle puede ayudar. No obstante las rascadores de lengua pueden ser más dañinos que beneficiosos.

Ahora bien, “los antisépticos tienen una larga historia de ser beneficiosos a la hora de manejar la halitosis”, dijo el experto. Hay estudios que muestran que los enjuagues bucales juegan un papel importante a la hora de reducir las bacterias bucales que producen halitosis.

LA NACION Sociedad Salud