¿Te asusta la anestesia en el parto? Especialistas responden 8 dudas frecuentes

¿Te asusta la anestesia en el parto? Especialistas responden 8 dudas frecuentes

0 280

Imaginar una enorme aguja insertándose en la columna, puede quitarle el sueño a cualquier persona. Sin embargo, el riesgo de que algo salga mal es muy bajo.

Estar embarazada y pensar en el momento del parto puede provocar mucho temor y ansiedad en la mujer, sobre todo si se trata del primer hijo. ¿Cómo sabré si las contracciones que siento son de parto?, ¿tendré tiempo de llegar a la clínica?, ¿saldrá todo bien?, son algunas de las preguntan que rondan la cabeza de la futura madre a medida que se acerca el momento de dar a luz.

Sin embargo, hay un tema que probablemente es el que más asusta a las mujeres: la anestesia. Imaginar una enorme aguja insertándose en la columna, puede quitarle el sueño a cualquier persona, sobre todo si por ahí a escuchado que el medicamento puede dañar al bebé o hasta dejar parapléjica a la madre.

Lo cierto es que -si bien el riesgo cero no existe- una anestesia bien hecha y aplicada por un médico anestesiólogo bien formado, es segura. “No tiene ningún sentido estresarse por temores infundados. En ese sentido, creo que el manejo de información por parte de la paciente es fundamental”, sostiene Marco Guerrero, presidente de la Sociedad de Anestesiología de Chile (SACh).

En primer lugar, hay que aclarar que la analgesia más efectiva en el trabajo de parto y la que más se utiliza es la regional, con las técnicas epidural y combinada (epidural más espinal). “La anestesia epidural consiste en la aplicación de una solución anestésica en el espacio epidural, lo que bloquea las terminaciones nerviosas en su salida de la médula espinal. En tanto, en la anestesia combinada se punciona la dura-aracnoides (membrana delgada e impermeable que recubre totalmente la médula espinal) y se deposita el anestésico directamente en el líquido cefalorraquídeo”, explica Héctor Lacassie, miembro de la SACh y experto en anestesia obstétrica.

Aclarando inquietudes

Sin embargo, las interrogantes que puede tener una mujer sobre el tema, son muchas. Por esta razón, a continuación los especialistas responden las 8 más frecuentes.
1.- ¿La anestesia detiene las contracciones y, en consecuencia, alarga el trabajo de parto?

No detiene las contracciones, por lo tanto tampoco alarga el parto.

2.- ¿Puedo quedar parapléjica?

Existen muy pocas probabilidades que ello ocurra, sólo 1 en 300.000. Tendría que producirse una ruptura de un vaso en el espacio epidural y un hematoma en esa zona, lo cual produce dolor y bloqueo de la sensibilidad y la capacidad motora. Si así y todo ocurriera, un buen especialista sabe cómo actuar y evitar consecuencias catastróficas.

En estos casos, la indicación es que el médico vacíe el hematoma, en menos de 6 horas. Con ello la paciente se recupera en un 100%.

3.- ¿Dejo de sentir mi parto?

La anestesia está indicada para que la paciente no sienta dolor, pero eso no implica que no sienta su parto.

4.- ¿La anestesia es sinónimo de inmovilidad?

En la etapa inicial del trabajo de parto, se aplica la anestesia en dosis bajas en pacientes que están con dolor significativo, pero que aún tienen poca dilatación. De esta manera, la paciente puede deambular, ya que la anestesia neuroaxial no es sinónimo de inmovilidad.

5.- ¿El hecho de que pueda caminar durante el trabajo de parto, significa que el bebé puede nacer más rápido?

No, el hecho de poder caminar no influye en este aspecto, sólo en otorgar mayor confort y satisfacción materna.

6.- ¿La anestesia le puede hacer daño al bebé?

Todo lo contrario, es el dolor de la madre lo que puede hacerle mal al feto, porque el dolor libera una hormona que favorece el alza de presión en la madre lo que produce vasoconstricción. Ello disminuye el normal flujo sanguíneo útero placentario que mantiene las funciones vitales del feto. El alivio del dolor y stress maternos que provee la analgesia, mejora las condiciones del feto durante el parto.

7.- ¿Cuándo se debe aplicar la analgesia?

La evidencia científica actual ha demostrado que la sola presencia de dolor significativo para la madre es indicativa de analgesia. No se debe esperar a una cifra en centímetros de dilatación ni a un mayor avance del trabajo de parto para realizarla.

8.- ¿La anestesia epidural produce dolor de espalda?

No existe diferencia entre quienes recibieron anestesia en relación a quienes no se la administraron. El dolor de espalda que puede llegar a sentir una mujer después del parto se asocia al efecto del tamaño y peso del abdomen sobre la espalda de la mujer.

http://www.emol.com/