Hidrátate para disfrutar una sexualidad plena

Hidrátate para disfrutar una sexualidad plena

0 312

El agua al natural, saborizada, con gas, fría y hasta tibia en una deliciosa taza de té puede ayudarte a resolver ciertos escenarios incómodos durante la intimidad. Así que vale la pena tomarse los fulanos8 vasos diarios del preciado líquido y, algunos de esos, beberlos intencionalmente antes, durante y después del encuentro erótico para aumentar la satisfacción y bienestar sexual.

 

En primer lugar, destaco el beneficio para la salud sexual. Justamente para aquellas mujeres que padecen infecciones urinarias recurrentes, nada les funciona mejor como medida preventiva que habituarse a orinar antes y después de la relación sexual -independientemente de la práctica que disfruten-. Así garantizan la adecuada higiene del genital y de todo el sistema urinario.

 

En otro escenario, si estás en medio de una sesión de besos apasionados, procura tener a mano alguna bebida que les permita refrescar el aliento e hidratar la lengua para continuar el retozo por mucho más tiempo.

 

Para las parejas que lidian con abundante lubricación (del pene o vagina), además de secar el exceso con toallas para aumentar la fricción durante la penetración, pueden alternar sesiones eróticas dentro y fuera del agua como en la ducha o bañera, por ejemplo, para diluir -literalmente- la lubricación y aumentar las sensaciones que comparten en los genitales. Piscinas, ríos y mar abierto quedan terminantemente prohibidos.

 

Para el sexo oral, nada mejor que una boca y lengua bien hidrata justo antes de dedicarte a consentir a tu pareja. Así puedes ofrecer un masaje más delicado, sensual y por mucho más tiempo sobre el genital de tu preferencia.

 

Luego de una buena sesión de sex-workout, nada mejor que un baño del tipo detox y relajante (repleto de cuanto jabón, potingue y detalle te guste untarle a tu cuerpo) que te permita limpiar, relajar y humectar toda la piel de tu cuerpo.

 

Un último detalle: si prefieren jugar con bebidas distintas al agua natural, eviten introducirla en el genital durante la penetración ya que cualquier residuo puede alterar el pH de la vagina y generar infecciones y molestias.

 

Fuente: ErikaTipoWeb

Por: Amor Antúnez