¿Estás engordando en invierno? Estos son los 6 motivos

¿Estás engordando en invierno? Estos son los 6 motivos

0 327

 

Llega el invierno y muchas de nosotras nos dejamos estar…olvidamos ir al gimnasio, elegimos un chocolate antes que una fruta y preferimos quedarnos en casa antes de salir a ejercitarnos.

 

Estos son los principales motivos por los que estás subiendo de peso en invierno…

 

 

#1 Incrementas la cantidad de porciones

Ten la suficiente conciencia de que, para no engordar, es necesario comer porciones pequeñas de alimentos. De esta manera, poco a poco tu estómago reducirá su tamaño y te sentirás satisfecha más rápidamente.

 

 

#2 Comes muuy rápido

Un neurotransmisor llamado CCK es enviado desde el estómago al cerebro para que este último registre si estás llena o no. Pero como el mensaje tarda aproximadamente unos 20 minutos en llegar a destino, comer en forma lenta es una buena manera de darle tiempo.

 

 

#3 No realizas ejercicio

Se que puede ser difícil, pero necesitas realizar ejercicio. Si te quedas quieta, lamentablemente engordarás y luego te será muy difícil bajar de peso.

 

Ya sé que a veces hay que hacer malabares para reacomodar tus tiempos, pero con un poco de paciencia, ¡puedes lograrlo!

 

 

#4  Disminuyes las cantidades de proteínas

Agregar un poco de proteínas en cada comida te ayudará a perder líquido y disminuir la retención. Y esto… ¡te ayudará a preservar un peso saludable!

 

 

#5 Mantienes el ambiente oscuro

Cuando llega el invierno, nos encuentra cansadas que de costumbre. Esto se debe a que durante los días nublados el cuerpo produce en mayor cantidad una hormona que se denomina melatonina que es fundamental para regular nuestro reloj interno. Y, según algunos expertos, la melatonina juega un papel importante en el aumento del apetito.

 

La relación entonces sería que a mayor oscuridad, más hambre sentirás. Por lo tanto, ¡abre las ventanas y deja que la luz del día entre en tu casa!

 

 

#6 Aumentas el consumo de carbohidratos

Durante el invierno es más sencillo consumir alimentos procesados o con altos niveles de carbohidratos como las galletas, las masas y otros productos con chocolate y cremas.

 

Ahora bien, si cada vez aumentas más y más la cantidad de carbohidratos que consumes no podrás evitar engordar. Procura consumir frutas de estación en reemplazo de los dulces y evita consumir azúcar.

 

Todo es cuestión de no ceder a la tentación cada vez que el hambre te ataque.

 

 

iMujer