Constancia es la mejor amiga del “gym”

Constancia es la mejor amiga del “gym”

0 876

La mejor amiga que usted puede tener en un gimnasio no es la que conversa más, la que invita, la que luce la ropa más bonita, ni la más sexy. Sea hombre o mujer, la mejor amiga se llama “Constancia”. Así es, pues los cambios no se ven de la noche a la mañana. Pesarse a cada rato se puede volver una obsesión. Con el fin de tener la versión de un profesional acudimos al entrenador personal José Antonio Solera Ramos, del Coliseo Gym, en Alajuela, quien nos dijo cómo llevar de la mejor manera este proceso.

 

¿Cuál es la pregunta más frecuente de las personas que inician en un gimnasio?

– La pregunta más frecuente que hacen es que ¿por qué yo no bajo de peso? Es que en un mes pretenden que van a bajar 5 o 6 kilos y eso es prácticamente imposible. Si usted en dos meses baja 1 kilo o 1,5 kilos es una ganancia completa, es buenísimo. 

 

¿Es lo primero adecuar el cuerpo a lo que viene?

– Sí. Al llegar a un gimnasio se debe empezar por buscar una condición física, más cuando has tenido una vida sedentaria durante dos años o toda la vida. Las etapas llegarán, como es una reducción de medidas.

 

¿Me puede explicar eso?

– Se va a pesar lo mismo, pero se van a reducir las medidas. La gente a veces no entiende esa parte. El cuerpo con el ejercicio reducirá medidas porque se va encogiendo el tejido adiposo. La persona se sube a la báscula y no ha bajado de peso. Eso puede ser frustrante pero un espejo no te puede engañar al ver cómo tu cuerpo se está acomodando.

 

¿Es bueno estar pesándose a cada rato?

– El peso no es la gran cosa, el espejo te dice que te ves cada día mejor, entonces el peso pasa a un plano secundario.

 

¿Cuán vital es una buena dieta, al lado de los ejercicios?

– El ejercicio en un gimnasio te ayuda en un 20% y la alimentación es un 80%. Si vienes y te matas dos horas aquí pero sales y comes comida chatarra, de nada te va a servir.

 

¿Entonces es la constancia la mejor receta?

– Cuando uno opta por ir al gimnasio debe ser de por vida, no abandonarlo un mes e ir al siguiente. Hay que ser constante porque si no nunca se van a ver los resultados.

 

¿Qué consejo se le puede dar a una persona con sobrepeso que quizá hasta miedo tiene de cómo arrancar?

– Algunas personas muchas veces no entienden lo que es tener paciencia y venir tranquilo. Hay que empezar poco a poco. Si tiene que hacer solamente 5 minutos en una caminadora, los puede hacer sin estresarse porque uno ve que otra gente está bajando kilos o está levantando 100 libras y uno no puede.

 

¿Por qué lo dice así tan contundente?

– Por experiencia propia, ya que yo con 18 años pesaba 100 kilos y estaba en obesidad mórbida, ahora tengo un físico bastante bien. Es paciencia y tiempo lo que se requiere.

 

¿Cómo hizo usted el cambio?

– Trabajando fuerte y esforzándome para llegar a los objetivos que yo quería. Constancia y paciencia. En mi vida jamás soñé tener este cuerpo y menos tener un gimnasio propio, no era mi plan de vida, pues era obeso. 

 

¿Cómo era su vida y qué lo hizo cambiar?

– Era muy sedentario, solo estaba en mi casa comiendo y durmiendo. Era todo lo que hacía. Conocí a unos amigos y todos tenían buen físico. Me picó por estudiar y poco a poco me enamoré de esto.

Si desea algún otro consejo puede comunicarse con José Antonio Solera al teléfono 8798-0473 o bien buscarlo en Alajuela, de la puerta de sol del Estadio Alejandro Morera Soto, 200 metros al sur y 50 al este.