¿Tenés problemas para controlar la orina? ¡Descubrí cómo llevar una vida normal!

¿Tenés problemas para controlar la orina? ¡Descubrí cómo llevar una vida normal!

0 303

 

La fuga de orina o incontinencia urinaria es un problema común para las mujeres, que si bien es más frecuente durante la menopausia, puede existir a todas las edades. ¿Es molesta? Sí, no podemos negarlo. Pero te aseguramos que podés llevar una vida normal si seguís algunos simples consejos y las indicaciones de tu médico.

 

Tené en cuenta estos tips y aprendé a convivir con la incontinencia de la mejor manera.

 

 

Una vida normal

Como te contamos, la incontinencia es algo común. A muchas mujeres se les puede escapar algo de orina cuando hacen ejercicio, estornudan o se ríen. A muchas otras les puede ocurrir cuando están embarazadas o ya dieron a luz. Las mujeres en período de menopausia también suelen tenerla.

 

Estamos convencidas de que esto no debe ser un problema porque igual podemos llevar una vida completamente normal. ¿Cómo? Existen diferentes ejercicios para mejorar el panorama. Te contamos cómo hacerlos para que tu vida siga igual que siempre.

 

 

Algunos ejercicios

Existen varios ejercicios que podés implementar para lograr la continencia. Es decir, que puedas controlar las pérdidas espontáneas de orina y reducir las urgencias. Te recomendamos dos puntuales: hacer ejercicios especiales de los músculos pélvicos y entrenar tu vejiga. Te contamos un poco sobre cada uno para que aprendas a controlar la incontinencia y disfrutes de tu vida normalmente.

 

1. Ejercicios de los músculos pélvicos

Son los llamados ejercicios de Kegel. La idea es que mediante este procedimiento ejercites los músculos del piso pélvico. ¿En qué consisten? Tenés que apretar y aflojar estos músculos que son los encargados de detener la orina. Probá y hacelos cuando estés tranquila en tu casa. Una buena forma de comprobar si estás haciendo los ejercicios correctos es probarlos cuando estés orinando para intentar frenarlo. Ahí te vas a dar cuenta de cuáles son los músculos que tenés que ejercitar. ¡Probalo!

 

 

2. Entrená tu vejiga

La idea es que aumentes la capacidad de retención de orina por períodos cada vez más largos. ¿Cómo hacerlo? Tenés que ponerte horarios para orinar. Esto va a entrenar a tu vejiga para ir cada 3 o 4 horas. Aunque no sientas deseo de orinar debés vaciar la vejiga en el horario que planifiques. Si sentís deseos de orinar fuera del horario planeado, el objetivo es que lo retengas hasta que te acostumbres al horario. Intentalo, no es complejo y te va a ayudar a controlar la orina.

 

Recordá que la incontinencia urinaria no es una enfermedad, pero es importante que consultes con tu médico para saber cómo tratarla. Esperamos que estos ejercicios te sirvan para que tu vida no se vea afectada y disfrutes el día a día como siempre. ¿Los conocías?

 

 

iMujer