¿Cómo se provoca el déficit calórico?

¿Cómo se provoca el déficit calórico?

0 324

El déficit calórico , es un concepto que hemos esgrimido en múltiples ocasiones en ejercicios en casa. Ingiriendo menos calorías a diario, podemos conseguir adelgazar . Si somos capaces de recortar entre 300-500 calorías al día, vamos a conseguir un notable descenso de peso con el tiempo. Para lograr un déficit calórico,  deberemos ser conscientes de cuál es el total de calorías que consumimos a diario, conocer nuestro metabolismo basal, y la actividad física que realizamos (no sólo deportiva).

A continuación, vamos a analizar un poco más al detalle los tres puntos importantes sobre el déficit calórico:

Déficit calórico – Número de calorías Es posiblemente, el punto más importante, pues la alimentación es la forma que tiene nuestro organismo de alojar energía y utilizarla. Nuestro organismo no va a empezar a perder peso, en caso de que no seamos capaces de recortar el número de calorías totales que necesitamos para subsistir (metabolismo basal), y la actividad física que realizamos.

Como consejo, os recomiendo que durante un tiempo, anotéis las calorías diarias que consumís hasta que aprendáis a controlar un poco las cantidades que vuestro cuerpo necesita para mantenerse, y para adelgazar.

Además del total de calorías, debemos consumir una distribución de las mismas adecuado. No es aconsejable abusar de ningún macronutriente, como de las proteínas, ya que se demoniza en exceso el consumo de carbohidratos , y el problema no son éllos, sino el mal uso que se da de los mismos.

Pero para saber el número de calorías que debemos consumir en total, primero deberemos conocer nuestro metabolismo basal.

Déficit calórico – Metabolismo basal El metabolismo basal , es otro de los indicadores importantes para conseguir un déficit calórico. Básicamente, es el valor mínimo de energía necesario para que las células de nuestro cuerpo subsistan. Esta energía mínima es utilizada por la célula en las reacciones químicas intracelulares necesarias para la realización de funciones esenciales, como lo es respirar o mantener los ojos abiertos. En el organismo, el metabolismo basal depende de varios factores, como sexo, talla, peso,o edad.

En determinadas farmacias, en básculas especializadas podemos conseguir conocer el metabolismo basal. Una vez que lo conozcamos, lo utilizaremos como referencia básica con la que movernos, a la que le iremos añadiendo la actividad física que realizamos para saber el total de calorías que debemos consumir.

Déficit calórico – Actividad La actividad física, engloba desde lo que andamos por la calle, hasta una dura clase de spinning. Sabiendo lo que quemamos aproximadamente, podemos realizar la ecuación sobre el número total de calorías que tenemos que tomar.

 

Si te ha gustado, ¡No olvides compartir! Facebook Twitter Google + Pinterest Compartir por Mail