Fashion: Cinturita de Avispa con “ayuda”

Fashion: Cinturita de Avispa con “ayuda”

0 419

Una moda curiosa (por decir lo menos) es la del “Waist Training” , tendencia de las famosas para reducir la cintura con coloridas fajas y que consiste en hacer ejercicios con ellas.

Varios detractores han manifestado su desacuerdo argumentando, principalmente, que al tener la musculatura en relajo, los únicos resultados que se pueden esperar son estéticos.

Tengo mis serias dudas en relación a esta “moda” la cual sospecho no es otra cosa que un nuevo negocio de las hermanas Kardashian.

Más allá de esta noticia, el uso de las fajas es histórico en el mundo de la moda . Las primeras en usarlas fueron las griegas y romanas, allá por los años 1700 AC, unas verdaderas fashionistas, dispuestas a confeccionar sus propias prendas pegando pedazos de lana y cuero. Todo, con el objetivo de sostener el busto, ajustar y comprimir las caderas.

Tiempo después, en la Edad Media, se impondría una moda difícil de alcanzar: alta cintura y senos elevados. Para lograrlo, surgieron los primeros corsés. En el Renacimiento se incorporó el uso de hierro, haciendo que la prenda fuera más que incómoda, poco saludable: “los pechos se volvían tan duros e insensibles como el cuerno”, cuentan los relatos de la época. Las autoridades quisieron prohibir su uso por ley, pero la vanidad de las mujeres fue más fuerte.

En 1823 aparece el corsé que da a las mujeres el talle de avispa . En esos años comienzan a diversificarse los modelos y los materiales.

Fue con las Guerras Mundiales (Primera y Segunda) que las mujeres se vieron obligadas a dejar a un lado los gastos superfluos. Nacen así, las fajas elásticas y los sostenes.

Hoy en día, las fajas se usan mucho más de lo creemos. Lo podemos ver (aunque la mayoría de las veces no lo notemos) en las celebrities , tanto en sus presentaciones artísticas sobre grandes escenarios, como en la vida diaria. Un ejemplo de ello es Beyonce en sus conciertos y Sarah Jessica Parker, un día cualquiera por las calles de NY (en su vida real, no en Sex & The City).

Y es que las fajas son útiles para todas (y todos, por qué no decirlo): para las flacas y las rellenitas. Porque todas hemos sufrido con un pantalón blanco o un vestidito de tela delgada, evidenciando la celulitis de la que nadie puede renegar. En ese caso, el modelo tipo short es un salvador. ¡Oh sí!

Los diseños son múltiples, cubriendo todas las necesidades habidas y por haber. Existen modelos de cuerpo entero, con y sin mangas, levanta colas, aplasta abdomen, con y sin tirantes, etc.

Las telas también han evolucionado: la más tecnológica del mercado se llama Powernet, (mezcla de poliamida y elastano) la cual brinda mayor compresión que la microfibra. Tiene la particularidad de adaptarse al cuerpo y ayuda a que el cuerpo respire.

¿QUIÉNES USAN FAJAS?

Los usos son:

1) Mujeres con peso normal que quieren moldear su figura o disimular imperfecciones como la celulitis.

2) Mujeres rellenitas que quieren contener partes del cuerpo y disimular esos “rollitos”.

3) Mujeres que vienen saliendo de post operatorio

4) Mujeres con lipoescultura

? Perfectas para usar en una ocasión especial como una comida o evento. ? Son muy útiles para reducir entre 1 y 2 tallas y disminuir el contorno de la cintura entre 5 y 10 cms. ?  Las usan las mujeres en su post parto, durante el período de adaptación del cuerpo hasta regresar a la talla normal. ? Son perfectas para realzar el busto y el glúteo , recoger gorditos de la espalda y corregir la postura.

¿QUÉ TIPOS EXISTEN? ? Las hay de todos los tipos y para todas las partes del cuerpo: brazos, senos, abdomen, glúteos, piernas, etc. ?  Según la necesidad, las fajas pueden ser de alta o mediana compresión. ? Existen en colores beige y negro.

ACERCA DEL USO: ?  Hay que comenzar usando la faja con moderación , de a poco. Es recomendable comenzar usándola 4 a 5 horas diarias por los primeros 10 días.

? Pasadas las dos semanas se puede pasar a 8 a 10 horas diarias, pero no más que eso, para no exigir al cuerpo y hacer que el proceso sea lo más cómodo posible. Los excesos no son beneficiosos.

? Si la usas en el día, entonces no debes usarla también en la noche y viceversa.

LO QUE NO HAY QUE HACER: ? No hay que usar una talla más chica de la que corresponde. Es necesario elegirla considerando tu peso y talla. Idealmente hay que asesorarse por una experta.

? Estas prendas son de uso íntimo, por lo cual hay que lavarlas todos los días con jabón suave. Secarlas a la sombra o en secadora, nunca al sol.

? Si el uso de la faja es por un motivo de salud, entonces pregunta a tu médico cuál debes usar.

Te cuento que en Santiago puedes encontrar la marca Salomé, una de las dos marcas top de Colombia (¡Y las colombianas sí que saben de fajas!).

Es el verdadero paraíso de este producto. También podrás encontrar unos jeans “levanta cola” espectaculares, vestidos, poleras, enteritos… todo con “beneficios” como les dice su dueña, Paola Melgarejo.

? DATO: www.pushup.cl

Claudia Arnello

? Creadora y directora de www.claudiaarnello.cl y Trend Days

? Personal Shopper en Mujeres Primero (@mujereslared)

? Twitter: @claudiaarnello