¿A qué se deben los antojos en el embarazo?

¿A qué se deben los antojos en el embarazo?

0 328

Por Infogen Por Infogen *

Sobre el tema de los antojos y sus manifestaciones se ha hablado desde el comienzo de los tiempos. Los antojos son una urgencia muy poderosa de comer ciertos alimentos que anteriormente no los habías deseado. En los primeros meses del embarazo muchas mujeres desarrollan antojos alimenticios particulares.

Los antojos durante el embarazo , son frecuentemente tomados con un cierto grado de humor y forman parte de la cultura popular. Antiguamente se creía que si la madre no satisfacía su deseo de comer determinado alimento, el bebé nacería con una mancha con la forma de esa comida. A pesar de que este mito está lejos de la realidad, lo cierto es que la mayoría de las embarazadas tienen antojos que deben saciar pero al mismo tiempo aprender a no abusar de ellos.

Muchas mujeres tienen antojos de ciertos alimentos o de la combinación de varios alimentos, que nunca antes habían comido, pero también pueden presentar aversión a ciertos alimentos y a ciertos olores, que normalmente les gustaban.

Nadie sabe en realidad la causa de los antojos, pero según las últimas investigaciones, pueden estar provocados por determinadas variaciones hormonales, por la carencia de electrolitos, minerales, vitaminas y otras sustancias en la madre. Los antojos también pueden significar la búsqueda de actitudes de solidaridad y comprensión dentro de la relación de familia y de pareja.

Muchas mujeres describen los antojos del embarazo , como difíciles de controlar y aún cuando no existe una causa que sea científicamente aprobada, son la norma y no la excepción.

Alteraciones hormonales:  La placenta , al principio del embarazo, empieza a producir algunas hormonas y el organismo sufre una serie de procesos de adaptación como lo son la  náusea , la falta de apetito, etc. Estos fenómenos pueden tener un impacto en el sabor y olor de los alimentos que hasta ahora te gustaban, te resulten insoportables o que sientas necesidad de tomar alimentos dulces, ácidos o salados (esto podría explicar por qué algunas mujeres durante la menopausia también tienen intensos antojos y ciertas aversiones). Hay olores que durante el embarazo los sientes insoportables y con los sabores ocurre lo mismo.

Las molestias digestivas del primer trimestre:  Es muy posible que durante el primer trimestre en el que la mujer tiene molestias digestivas como la náusea, la indigestión, las agruras, la distensión abdominal causadas por los niveles hormonales, sumado a la disminución de jugos gástricos, las induce a consumir alimentos que, de alguna manera, sienten que les ayuda a disminuir sus problemas digestivos y la náusea. Por ejemplo  prefieren los  alimentos ácidos como los pepinillos, algunas frutas o yoghurt.

Las dietas antes del embarazo:  se ha visto que cuando las mujeres se niegan varios alimentos antes del embarazo por no engordar, en cuanto se embarazan, se complacen de todo aquello que se prohibían.

¿El déficit de algún nutriente?

Antes se creía que los antojos respondían a la necesidad materna de ciertos nutrientes, pero esta idea ha sido descartada.

Eso sí, hay algunas curiosas relaciones entre los antojos y la fisiología del embarazo. Por ejemplo, la embarazada puede apetecer algo dulce de madrugada porque a esas horas hay una bajada de glucosa en la sangre materna (ya que el feto se alimenta continuamente y la mamá ya hace varias horas que no come).

Carencias alimenticias:  Si el antojo se prolonga en el tiempo, lo más probable es que se trate de una señal del organismo que advierte de una carencia o el inicio de un trastorno fisiológico.

Es necesario entonces consultar con tu ginecólogo para encontrar la causa y buscar el remedio. Suele estar relacionado con la necesidad de cubrir en el organismo un determinado elemento que se encuentra en déficit. Tienes hambre de lo que tu cuerpo requiere.

El paso de nutrientes al feto depende en gran medida de la disponibilidad de ellos en la circulación materna. Para garantizar que los más importantes para el feto se encuentran listos para echar mano de ellos, existen complejos mecanismos de regulación.

Este mecanismo de preservación de nutrientes para el feto puede explicar la preferencia por ciertos alimentos, y en particular los dulces, en el embarazo.

Los más habituales son con frutas, jugos, helados, pescados y verduras, mientras que los alimentos más rechazados suelen ser pollo, huevos, pescados, verduras y la pasta.

¿La actividad cerebral?

Los antojos podrían deberse a que las áreas del cerebro implicadas en el gusto están muy cerca de las que reciben los impulsos nerviosos originados en el útero durante el embarazo y el ciclo menstrual , ya que ambas están en el quinto lóbulo del cerebro.

Las terminales nerviosas del útero envían señales a sus receptores cerebrales, que al activarse activan también, por proximidad, los receptores de las sensaciones del gusto, y provocan así los antojos.

Necesidad psicológica:  El embarazo puede aumentar el deseo de sentir protección y seguridad. Puede generar en la mujer una sensación de inseguridad o ansia por lo que a veces un antojo alimenticio es una compensación frente a esa debilidad psicológica. Es preferible satisfacerlo más que reprimirlo y considerarlo un simple capricho. Aquí tu pareja tiene un papel fundamental.

¿Qué función cumplen?

Tener un antojo es como hacer una visita a la propia infancia . Los antojos producen varias satisfacciones:

Calman un ansia,  que la futura mamá puede aplacar porque sabe claramente qué quiere (aceitunas, fresas…).

Llevan a la infancia:  un objeto y solo uno atrae el deseo. Igual que de niña, cuando quería esa golosina o ese juguete y ningún otro le servía. Son como un saber de la propia niñez que prepara a la mamá para la niñez del hijo.

Los satisface la pareja:  Así, cuando la mujer recibe los higos o el chocolate, estos están impregnados no sólo de las ganas de comérselos, sino también del apoyo y cariño del futuro papá.

* Infogen A.C.  Asociación Civil no lucrativa integrada por un grupo de profesionales de la salud que informan, a través del sitio  www.infogen.org.mx  a la población en general sobre la prevención de los defectos al nacimiento, antes, durante y después del embarazo para lograr el nacimiento de niños